cuidado manos

Cuidado de piel y manos, más importante que nunca

La piel de las manos es a menudo la gran olvidada. Si bien sí es costumbre de muchas personas aplicarse una crema hidratante en esta parte del cuerpo de forma asidua, lo cierto es que hay otros muchos cuidados que requieren las manos y que, sin embargo, no siempre son tenidos en cuenta.

No basta con hidratarse y nada más. Existen otros muchos aspectos del cuidado de las manos que deberían incluirse en el día a día, y que ni siquiera todo el mundo conoce. A continuación, algunos de los principales hábitos que deberían adquirirse para lucir unas manos perfectas.

Cuidado a la hora de fregar, el detergente es su gran enemigo

Los detergentes para lavar los platos contienen productos que son especialmente agresivos para la piel de las manos. Estos químicos están pensados para combatir las grasas más difíciles a la hora de fregar, y por ello son tan perjudiciales.

cuidado manos

Por lo tanto, hay que protegerse a la hora de realizar esta tarea. Como mínimo habría que utilizar una crema impermeabilizante, que contenga por ejemplo vaselina o karité. No obstante, es todavía mejor ponerse unos guantes para hacer esta labor.

Si no te cuesta lavarte las manos, tampoco te cuesta hidratarlas después

Cada vez que se lavan las manos, estas se resecan. Por lo tanto, lo ideal sería hidratárselas siempre después de hacerlo, con productos que contengan propiedades nutritivas para la piel de las manos, como el Aloe Vera.

Y es que todo el mundo sabe lo beneficioso que resulta el Aloe Vera para la cara, pero no todos saben de sus excelentes aplicaciones en otras partes del cuerpo, tal como en el caso de las manos.

Solo necesitas azúcar y limón para tener unas manos siempre libres de impurezas

Las manos deben exfoliarse una vez por semana, tal como debe hacerse también con la cara y el cuerpo. De esta forma se retiran impurezas, y los productos que se les aplique después podrán actuar de forma mucho más eficaz sobre ellas.

Aunque existen exfoliantes específicos para estas, también se puede utilizar simplemente zumo de limón con azúcar. Tan solo hay que frotar, insistiendo sobre todo alrededor de la zona de las uñas. Luego se retira con agua y se secan las manos, para hidratarlas después con el mismo producto con el que habitualmente se haga.

Dormir con guantes, una vez en semana, y darse parafina, una vez al mes

Los expertos recomiendan dormir una noche en semana con guantes de algodón, y una generosa capa de crema. De esta forma, las manos pueden tratarse de las agresiones a las que se ven expuestas en el día a día.

Al igual que se trata de un elemento ideal para el cuerpo y la cara, el aloe vera es excelente para tratar las manos cuando se encuentran agrietadas. Lo mismo ocurre con la rosa mosqueta, dado que ambos tienen capacidad cicatrizante. Por ello, estos productos naturales también son una buenísima solución para hidratarlas esa noche.

Igualmente conveniente es hidratar las manos con un buen baño de parafina, de forma ocasional. Ésta no solo nutre la piel de las manos, sino que tiene efectos terapéuticos si hay problemas de artrosis o reúma. Eso sí, no se debe hacer más de una vez al mes, porque si no el sistema de regulación de la grasa en la piel se altera y esta se deshidrata de forma más frecuente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *